La mujer en la Edad Media

La mujer judía medieval

Las condiciones de la mujer judía hispano medieval son similares a la del resto de Europa y a las mujeres cristianas de la época, basadas en una fuerte estructura patriarcal.

La desigualdad entre hombres y mujeres se extiende al culto religioso. Como has podido leer en las partes de la sinagoga, estas cuentan con un espacio específico para las mujeres durante la oración, la tribuna de las mujeres, esta separación por sexos era también habitual en otras culturas. Las leyes talmúdicas justifican la separación de hombres y mujeres en las sinagogas en un intento de liberar al hombre de la tentación causada por la presencia de mujeres a su alrededor.

Al igual que el resto de las mujeres medievales, la mujer judía tenía una posición de inferioridad respecto al hombre, debía someterse a la autoridad paterna hasta contraer matrimonio, momento en el que se sometía a la del marido aunque se le reconocía un papel importante en el seno familiar ya que era considerada como la transmisora de la identidad religiosa y la responsable de los valores de los hijos e hijas.