Personajes

Abraham ibn Ezra (1089-1164)

Su verdadero nombre es Abu Yishaq Ibrahim al-Mayid ibn Ezrá, conocido como Abenarenace, Abraham Judeus, Abenare y Avenara. Hijo del rabino Mayer ben Ezra, nace en la ciudad conocida como Muskaria y también como Tutila, hoy Tudela (Navarra,  España), en el año de 1089 o 1092, falleciendo en 1164 o 1167 en Qal´at al Hajar, hoy Calahorra (La Rioja / España).

VIDA

Se distinguió como médico, matemático, poeta, gramático, filósofo, cabalista y astrónomo, tomando parte muy activa en las polémicas de los sabios que dividieron el globo terrestre en dos partes iguales siguiendo el Ecuador. Fue uno de los más importantes transmisores del saber judío y árabe de al-Ándalus a Europa. Amigo de Yosef ibn Saddiq, Abraham ibn Dawud, Moseh ben Ezrá y de Yehudah ha-Levi, con una de cuyas hijas se casó, y de la que tuvo cinco hijos, de los cuales solamente sobrevivió uno, Yishaq, que se convirtió al islam, lo cual produjo una fuerte crisis en su padre. Con el deseo de instrucción, abandonó su patria a los 40 años, emprendiendo largos viajes, que se pueden dividir en tres períodos: primero (Italia), de 1140 a 1146, visitando Roma, Salerno, Lucca, Mantua, Pisa y Verona; segundo (Francia), de 1147 a 1157, viajando a Beziers, Narbona, Burdeos, Anger, Dreux y Rouen; y tercero, de 1158 en adelante, en Inglaterra, concretamente Londres y Winchester. Posteriormente y de forma esporádica volvió varias veces a Narbona, refugiándose finalmente en Calahorra, donde murió en 1164. En todos estos lugares, enseñó en hebreo a los judíos y en latín a los cristianos, escribiendo la mayor parte de sus obras en hebreo.

OBRA

Se conservan más de 500 poesías destinadas a la liturgia. Las ideas filosóficas y psicológicas, especialmente neoplatónicas, así como las concepciones astronómicas de la época, dejan huella en no pocas composiciones. Merece mención aparte un poema extenso denominado Hay ben Meqis, que tiene como tema central el viaje por toda la creación hasta el más alto de los cielos, inspirado en Avicena y con reminiscencias del Keter Malkut de Ibn Gabirol. Escribió unas 180 obras, abarcando un amplio abanico de ciencias y conocimientos, lo que hacen de él un sabio enciclopédico.

Sobre gramática, además de traducir al hebreo algunas obras de Yehudah Hayyuy, escribe Mozne leson ha-qodes (Balanza de la lengua santa) que trata de la estructura de la lengua hebrea; Sefer ha-yesod, Sefer yeter, Safah bervrah y otros muchos más; Sobre matemáticas, escribió: Sefer ha-ehad (Libro sobre el uno), Sefer ha-mispar (Libro del número), conocido también como Sefer yesod mispar (Libro del fundamento del número), en esta última enseña el valor posicional de las cifras y es el primer judío que emplea el sistema decimal, señalando con el “circulo”, “rueda” la ausencia de una cantidad determinada en una posición.

Sus obras sobre astrología fueron las que más fama popular le dieron, usándose sus principios astrológicos hasta bien entrado el siglo XVII por Nicolás de Cusa, Pico della Mirándola, Regiomontano y tal vez el mismo Cristóbal Colón. Sobre este tema escribió Resit hokmah (Principio de la sabiduría), Sefer ha-teamim (Libro de las Razones), Sefer ha-mibharim (libro de las elecciones), Sefer ha-olam (Libro del mundo), Sefer ha-meorot (Libro de las luminarias), Sefer istagninut (Libro de la astrología), Sefer ha-moledot (Libro de las natividades y Sefer ha-selot, dedicado a la consulta de las estrellas; Sobre astronomía: Shalos sehot (Tres preguntas), Luhot (Tablas astronómicas), que es su principal obra sobre este tema;Tabulae Pisanae (1143 ó 1145) llamadas así porque tomó como punto de partida el meridíano de Pisa (Italia); De rationibus tabularum (o Rationes tabularum) astronomicarum, que son unos cánones escritos en 1154 en Dreyx, Sefer ha-ibbur (Libro de la intercalación), e Iggéret haSabbat (Epístola del Sábado), Keli ha-nehasot (Instrumento de latón) y Saar ha-samayim (La puerta de los cielos); Sobre filosofía, Sefer ha-Shem (Libro del nombre de D’s), Arugat ha-hokmah u pardes ha-mezimma (Ramillete de sabiduría y pensil del pensamento, Bet middot (Casa de las costumbres) y Sefer higgayon (Libro de lógica).

Presentó en el s. XII a los judíos un esquema de los numerales hindúes, al mismo tiempo que Abelardo de Bath y Juan de Sevilla hacían lo análogo a los lectores latinos. Creó escuela propia y siguieron sus huellas, entre otros doctos Rabinos, Josef Kimji y sus hijos David y Moisés. Aben Ezra llevó a Italia e introdujo entre los judíos de Roma los estudios gramaticales. Su libro De la balanza, contiene una extensa introducción en que narra y juzga los trabajos anteriores de la escuela española. Publicó, además, un libro sobre las delicadezas del estilo hebreo. También cabe citar entre sus obras un poema titulado Mahadanne Melech (Delicias del rey), sobre el juego de ajedrez, en 73 versos hebraicos, traducidos en versos latinos por Tomás Hyde. En la Biblioteca Nacional de París se conservan varios manuscritos de sus obras. La más difundida fue Eben Aezer impreso en muchas ediciones de Pentateucos de Rabí Yehudá León Mishkolani (Siglo XIV). Su última obra, el Safab Berurab, fue un nuevo tratado de gramática hebrea.

RELACIÓN CON CÓRDOBA

Residió en Córdoba bastantes años de su juventud, participando de la vida cultural de la academia de Lucena, donde pronto se distinguió como buen poeta. Hacia 1139 decide abandonar Sefarad para emprender largos viajes.

Webgrafía

http://pamplonetario.org/2014/05/la-luna-y-la-sala-de-conferencias-del-planetario/

http://es.wikipedia.org/wiki/Abraham_ben_Meir_ibn_Ezra

http://sefardies.es/ficha_biografias.php?id=3745

http://www.kolisraelorg.net/historia_sefarad/filosofia/sobre_abraham_ben_ezra.htm

Last modified onMartes, 14 Abril 2015 08:01