Personajes

Hasday ibn Shasprut (910-975)

Hasday ibn Shaprut, que aparece en ocasiones con el gentilicio Al-Yayaní, de Yayyan, nombre árabe de Jaén,  fue un médico y diplomático judío de Al Ándalus. Fue uno de los personajes más singulares de la corte de Abderramán III, médico y hombre de confianza del califa, nombrado por él nasi o jefe de las comunidades judías de Al-Ándalus, cargo que compatibilizó con otros, como el de ministro o jefe de protocolo. Diplomático, escritor, hombre de gran fortuna y verdadero mecenas de poetas, filósofos, gramáticos y científicos, Ibn Shaprut actuó como un verdadero ministro de asuntos exteriores del califato y fue uno de los grandes impulsores de la época dorada de la cultura judía andalusí. Murió en Córdoba alrededor de 975.

VIDA.

Su padre, Ishaq ben Ezrá ibn Shaprut, también natural de Jaén, fue un hombre rico y piadoso, que incluso ejerció el mecenazgo con artistas judíos de su comunidad local y fundó una sinagoga en la aljama hebrea jienense. Aunque cursó sus estudios primarios en Jaén, se trasladó en su juventud a Córdoba, seguramente con motivo de las actividades económicas de su padre, Ishaq (o Isaac).

Aprendió hebreo, árabe y latín, lengua esta última que por entonces sólo era conocida en España por la alta jerarquía eclesiástica cristiana y que aprendió en Córdoba. También dominaba el romance, incipiente castellano. Estudió también medicina, y fue fama que había descubierto un remedio universal o panacea, llamada "Al-Faruk", una especie de antídoto contra el veneno, según algunos autores. Fue médico del califa Abderramán III (912–961) y gracias a sus cualidades llegó a ser uno de sus principales consejeros, cargos que continuó con su hijo, el califa Alhakén II. Aunque nunca llegó a recibir el título oficial de visir, ejerció funciones similares a las de un ministro de asuntos exteriores actual y supervisaba las aduanas en el puerto de Córdoba. De hecho ostentó el cargo de nasi, una especie de "principado" como máximo responsable de las comunidades judías de Al Andalus. Estableció alianzas entre el califato de Córdoba y otras potencias, y se encargó de recibir embajadas como la de que en 949 envió a Córdoba el emperador bizantino Constantino VII, que trajo como presente al califa un magnífico códice de la obra botánica de Dioscórides, muy valorado por los médicos y naturalistas árabes. Con la ayuda de un culto monje bizantino llamado Nicolás, Hasday tradujo la obra al árabe. Esta complicada traducción, según los expertos, representó el renacimiento de la farmacología en Al Ándalus y por extensión al resto de Occidente. Para su misión se sirvió de su condición de políglota –dominaba el árabe, el latín, el hebreo y el romance– y de sus grandes conocimientos en materia de medicina y farmacología.

A la muerte de al–Nasir siguió ocupando su puesto de médico a las órdenes de Alhakem II. Y, siendo ya Príncipe de los judíos de Al Ándalus y de una buena parte de la futura Europa, creó una ruta alternativa a la de la Seda, al tener conocimiento de la existencia del Imperio Jázaro. Hasta allí envió emisarios, estableció contactos y el rey judío Yosef, dueño del actual Astracán ruso, le otorgó mayor categoría que a sí mismo, nombrándole Cabeza de la Golá.

Hasday fue un enamorado de su patria, Sefarad y de su ciudad: Córdoba. Fundó la escuela talmúdica española, y fue tanta su influencia que a su muerte en 970, Córdoba contaba con una de las juderías más importantes, más cultas y más ricas de la diáspora hebrea.

RELACIÓN CON CÓRDOBA

Llegó a Córdoba en su juventud, residiendo en ella hasta su muerte en el año 975.

Webgrafía

http://es.wikipedia.org/wiki/Hasdai_ibn_Shaprut

http://dealandalusasefarad.blogspot.com.es/2012/09/hasday-ibn-shaprut-principe-de-las.html

http://espanaisrael.blogspot.com.es/2013/02/hasday-ibn-shaprut-el-medico-judio-del.html

http://www.acropoliscordoba.org/hasday-ibn-shaprut/

http://blog.cordobaincoming.com/hasday-ibn-shaprut-el-medico-del-califa/

Last modified onMiércoles, 15 Abril 2015 18:41